Medidas de seguridad en la operación de camiones de minería

Un camión minero, volquete minero, o camión de acarreo pesado es un vehículo todoterreno, de volteo, volquete de chasis rígido, específicamente diseñado para ser usado en la explotación minera a gran escala o para trabajos extremadamente pesados en construcción.

Medidas de prevención y protección

El operador debe estar alerta para descubrir peligros en potencia. A menudo se puede evitar un accidente si se reconocen estas situaciones potencialmente peligrosas antes de que ocurra el accidente.

Antes de operar cualquier máquina se debe leer y entender la información de seguridad y de operación. Las precauciones y advertencias de seguridad se indican en el manual y en diversos lugares en la máquina, no se debe dejar de identificar y entender estos símbolos antes de arrancar la máquina.

No es posible anticipar cada circunstancia posible que pueda involucrar un peligro en potencia. Las advertencias en el manual del operador y de la máquina por lo tanto no lo incluyen toda situación posible, pero si son útiles para prevenir un porcentaje muy sustancial de las mismas.

Inspección alrededor de la máquina

Antes de subir a la máquina hágase una inspección completa alrededor de la ella, primero inspeccionar el sistema   de   enfriamiento   por   si   hay   fugas   y   acumulamiento   de   basura, comprobar   también   el compartimiento del motor, luego inspeccionar los neumáticos para ver si tienen cortaduras, presión de inflado apropiada, o si las tuercas de las ruedas están flojas.

Inspeccionar el nivel del aceite del tanque de levantamiento, del convertidor hidráulico y del sistema de frenos, buscar filtraciones y cerciorarse de que los niveles sean apropiados.

En la parte posterior de la máquina inspeccionar el diferencial y los mandos finales para ver si hay fugas, revisar también si hay grietas en el bastidor. Cerciorarse de que el tanque de combustible esté lleno y sin fugas

Consejos para la operación de camión minero

Si encuentra algún desperfecto

Debes informar sobre cualquier pieza dañada que necesite reparación o reemplazo y es recomendable esperar a que se completen las reparaciones antes de volver a usar el camión. Al igual que con cualquier vehículo, la realización de estos controles también extiende su vida útil.

Luces de seguridad y alarmas

Este es el segundo paso más importante para garantizar la seguridad al conducir un camión para minas. El conductor debe asegurarse de que la alarma y las luces funcionen de manera apropiada, sin retrasos ni fallas de funcionamiento.

Junto con estas características de seguridad, debe verificar que sus compuertas traseras estén completamente abiertas y de que el área esté despejada antes de comenzar el proceso de descarga. El uso de luces y alarmas permitirá que las personas tengan tiempo suficiente para despejar el camino, lo que permite una descarga exitosa.

Evaluación de la estabilidad

La característica más importante de cualquier camión volquete en la industria minera es la estabilidad del vehículo. Al cargar y descargar el camión, asegúrese de evaluar el nivel del piso en el que está el camión. Este debe ser completamente plano, sin partes desiguales que puedan hacer rodar el camión o lugares húmedos o lodosos que puedan hacer que las ruedas se atasquen.

Para garantizar aún más la estabilidad del camión durante la carga o descarga, puede construir una barrera alrededor del punto de descarga o colocar un tope de llanta para evitar que el camión retroceda o se mueva.

Observe el procedimiento de carga

La forma en que carga objetos en su camión es vital. Siempre debe tomar en cuenta el peso máximo recomendado para no sobrecargar el vehículo y dañar las llantas. Intente que el peso se reparta equitativamente en todo el camión, de esta manera, logrará un mejor funcionamiento del mismo.

Revise el suelo

Verifique la ausencia de otros vehículos cuando comience el procedimiento de descarga.

Cabe recalcar que no debe haber trabajadores en los terrenos donde realizará las descargas, a fin de evitar accidentes y peligros. Procure anunciar que vas a comenzar a descargar para que el área pueda estar despejada tanto de personas como de otros vehículos.

Realice las operaciones con calma

Cuando esté retrocediendo el camión, recuerde hacerlo a un ritmo lento pero seguro. Si acelera, podría causar inestabilidad en el vehículo, debido al gran peso que transporta e incluso puede perder el control del mismo.

Mantener el ritmo lento y constante también garantiza la seguridad de los trabajadores y vehículos que lo rodean, lo que les da tiempo suficiente para despejar el camino hasta el punto de descarga. Siempre asegúrese de tener a alguien que le guíe para girar y detenerte mientras retrocedes el camión, ya que este tiene puntos ciegos que pueden causar accidentes o poner en riesgo a otras personas.